>La bodega

Pedrosa de Duero

Es la localidad ribereña donde se encuentran nuestras viñas con más de un cuarto de siglo de antigüedad.
Para los más eruditos en viticultura y enología, el microclima más privilegiado de la D.O. Ribera del Duero, que además cuenta con el mejor “terroir” posible, gracias a la composición calcáreo-arenosa de sus suelos.

Historia

Todo empezó con nuestros abuelos, que en los años 30 empezaron a poner majuelos, como se les llamaba a las viñas por estos lares. El buen hacer del abuelo “Melquiades” lo heredó su hijo Ricardo, nuestro padre, que como al abuelo, aún le gusta tener las viñas impecables.
De nuestra explotación familiar de 23 hectáreas se selecccionan tan sólo 2 para la elaboración de nuestros vinos de autor. La tercera generación hemos transformado el cariño que nuestra familia ha dedicado a las viñas en unos vinos naturales y elegantes

Vinificación y crianza

La madre de nuestros caldos es la uva que generación tras generación hemos mimado de la forma más natural y sostenible.  En MN Vinos seleccionamos las uvas de forma manual y las transportamos en cajas para evitar su deterioro.
Nuestros vinos de autor se elaboran en pequeños depósitos y se dejan reposar en una selección de barricas de roble francés y americano, de tostado medio y grano fino. El tostado medio respeta la fruta del vino, y el grano fino favorece una buena micro-oxigenación.

Nuestra propia destilación

Primero destilamos las lías y los hollejos de donde obtenemos un orujo con un volumen de alcohol del 50% aproximadamente. Este orujo, es el que destilamos en un Alambique, del que obtenemos el Alcohol vínico con un volumen de alcohol del 88% aproximadamente.
Este destilado lo almacenamos en un depósito de acero inoxidable, donde permanecerá hasta la siguiente campaña, para el encabezado del vino dulce.